¿POR QUÉ CÉSPED ARTIFICIAL?

 

Desde los años 90 el uso del césped artificial se ha extendido a la economía doméstica, además de que la plantación de césped natural requiere un considerable trabajo y esfuerzo contínuo para una correcta conservación, sumado al costo y un abundante consumo de agua. Este hecho ha provocado la aparición y difusión del césped artificial también en el ámbito residencial. El césped artificial requiere un considerable menor coste económico, y al mismo tiempo, ofrece una belleza muy similar a la del césped natural.

Finalmente debemos tener en cuenta que la investigación en el ámbito del césped artificial ofrece materiales con una suavidad y aspecto similares al césped natural, evitando al mismo tiempo los inconvenientes derivados del coste de mantenimiento.

Desde hace algunos años, el césped artificial ha dejado de ser un pavimento exclusivo para instalaciones deportivas. La evolución de las fibras que componen este producto textil ha llegado a un punto en el que su realismo, suavidad y baja abrasividad lo hacen apto para el uso doméstico.

La gran demanda existente en el mercado y la exigencia de las personas que deciden instalar o sustituir el césped natural de su jardín por uno artificial, hace que la fabricación de dicho producto sea de primera calidad. Por ello, hoy en día podemos encontrar céspedes artificiales deportivos (futbol, tenis, pádel, golf, etc.) que en su mayoría poseen un relleno de arena y caucho (mezcla criogénica); y, por otro lado, existen céspedes de uso decorativo que sólo están destinados a zonas de ocio, guarderías, jardines, etc., ya que su relleno está compuesto única y exclusivamente por una capa de arena de sílice de color natural y otra capa de arena cerámica de color marrón, llegándose a obtener un césped artificial que imita casi perfectamente al natural, tanto a la vista como al tacto.

Además, existen modelos de césped artificial que están exentos de relleno de arena, sustituido dicho relleno por un enmarañado de fibras, generalmente de nailon, que quedan escondidas entre los hilos del césped, aportando una mayor amortiguación al producto final. Este enmarañado puede encontrarse tanto en tonos verdes como en colores tierra; estos últimos se utilizan para simular el relleno de arena natural. El césped artificial de uso decorativo es, sin duda alguna, la llamada 4.ª generación de césped artificial. Ejemplos de las aplicaciones del césped artificial en la vida cotidiana se encuentran en:

  • Áticos
  • Terrazas
  • Piscinas